Pasar al contenido principal
Control del Aedes aegypti

El ABC del control del mosquito Aedes aegypti en el hogar

Los mosquitos Aedes aegypti transmiten el dengue, enfermedad viral potencialmente mortal para los seres humanos. La transmisión puede producirse de una persona a otra por medio de la picada de este género de mosquitos. Eliminar los Aedes aegypti es la medida más efectiva para evitar que esta enfermedad tome carácter epidémico...
La prevención es la mejor aliada. Foto tomada de: perlavision.icrt.cu

Los Aedes aegypti adultos viven alrededor de 30 días. Se distinguen de los demás mosquitos por ser de color oscuro, con rayas de escamas plateadas en las patas; por reposar dentro de las casas en lugares oscuros y tranquilos, y picar fundamentalmente de día. Se dice que este mosquito es criado por los vecinos de la comunidad porque vive y se reproduce en el interior y alrededores de las viviendas. Suelen volar en un radio aproximado de 200 metros del lugar donde nacen. 

La hembra del mosquito, a poco de nacida, se encuentra con el macho por primera y única vez y sale a picar una, dos, tres veces hasta llenarse de la cantidad de sangre necesaria para madurar sus huevos. Luego los deposita en las paredes de los depósitos por encima del nivel del agua, y prefiere las aguas limpias y tranquilas. Realiza diversas puestas en varios depósitos hasta un total entre 100 y 300 huevos. En los tres días posteriores estos huevos se convierten en larvas, que transitan por varios estadios hasta convertirse en pupas en aproximadamente entre cinco y siete días, ambas apenas visibles en la superficie del agua. El ciclo total es de alrededor de once a quince días. Pero la hembra no ha terminado, sale de nuevo a picar para cumplir su función reproductora de tres a cuatro veces más en su vida. En solo unos días la población de mosquitos puede aumentar en cientos de nuevos individuos pero existen formas de combatirlos en cada una de las fases de su ciclo de vida. 

¿CÓMO EVITAR EL CRIADERO?

Para evitar el criadero hay que impedir que se acumule el agua limpia proveniente de la lluvia, de las tuberías e incluso de las fosas desbordadas que llegan a sedimentar y producen acumulos de agua limpia que quedan a expensas de los mosquitos. Los criaderos más frecuentes de los Aedes aegypti suelen estar en los tanques llenos de agua para el consumo doméstico ya sea en los techos o en los bajos de las viviendas, además de otros depósitos artificiales dispuestos en torno al hogar como tinas, cisternas, tubos de cercas y bebederos de animales. Otros pueden estar en depósitos naturales como los huecos de los árboles y charcos.

Para detectar los criaderos se requiere de una revisión exhaustiva y sistemática pues no siempre son evidentes a simple vista y pueden surgir de improviso, sobre todo después de la lluvia. De modo que para eliminarlos se necesita drenar las acumulaciones de agua, rellenar los huecos con tierra o cemento y eliminar cualquier depósito innecesario que pueda eventualmente llenarse de agua.

Cuando es indispensable reservar agua para el consumo es necesario que el recipiente se mantenga herméticamente tapado y considerar además las medidas contra el huevo y la larva de forma sistemática para que este recipiente no se convierta en un criadero potencial. 

¿CÓMO DESTRUIR LOS HUEVOS?

Los huevos pueden ser destruidos mecánicamente restregando la superficie del depósito con un cepillo o estropajo duro; no es efectivo hacerlo con las manos. Este método es útil en caso de vasos espirituales y bebederos de animales que están permanentemente expuestos y es fácil su higienización al menos cada dos días.

Cuando la superficie de los recipientes es porosa, extensa o se dificulta su higienización se puede recurrir al flameado. Un lápiz de crayola sirve para marcar con una cruz los límites del área a flamear, luego se derrama alcohol en el interior terminando en un chorro fuera del recipiente por donde se acerca un fósforo encendido, para no exponer las manos de la persona a la súbita llamarada. Cuando la marca de crayola se derrite es señal de que se ha alcanzado la temperatura suficiente para quemar los huevos. Es conveniente flamear todos los depósitos que contengan o puedan contener agua, previendo la existencia de huevos residuales de mosquitos que hayan resistido la desecación durante varios meses y que se encuentran a la espera del agua para la eclosión. 

¿CÓMO ELIMINAR LAS LARVAS?

Al derramarse el agua, las larvas mueren pues no resisten la desecación, pero esto debe hacerse preferiblemente en tierra para no diseminarlas por desagües y tragantes que las conduzcan a un nuevo depósito.

Cuando es necesario conservar agua, esta puede protegerse con un larvicida en forma de granulado fino llamado Temephos, más conocido como abate, el cual es efectivo durante tres meses si se mantiene en el fondo del recipiente. El abate al 1% impide que se desarrollen las larvas y puede ser añadido al agua de consumo doméstico, en tanques y cisternas, incluso cuando se utilice para tomar, pues no causa daño alguno a los seres humanos, animales y plantas.

El abate se utiliza a razón de un gramo por cada 10 litros de agua, de modo que un tanque de los que se colocan en las azoteas con una capacidad de 200 litros requiere de 20 gramos de este producto, cada tres meses.

¿CÓMO MATAR LOS MOSQUITOS ADULTOS?

Para matar los mosquitos adultos se utilizan productos químicos como los organofosforados y los peritroides. Existen diversas formas de aplicación: una de ellas es la nebulización en caliente en la cual se utilizan las bazookas, equipos donde se mezclan los productos químicos con petróleo, para producir una niebla que, esparcida dentro de un área cerrada, al ponerse en contacto con los mosquitos les provoca la muerte.

Otro método es la nebulización en frío en la que se mezclan los productos insecticidas con agua y se dispersan utilizando las motomochilas. Las microgotas que se producen flotan en el ambiente, a la deriva, y provocan la muerte de los mosquitos por contacto. 

Ambos métodos, para ser efectivos, requieren que el local permanezca cerrado durante 45 minutos. En casos de gran infestación estos tratamientos deben ser aplicados también en los alrededores de las viviendas. Los productos de la fumigación pueden contaminar los alimentos y utensilios de cocina y afectar a los animales por lo que deben ser protegidos o alejados del lugar. 

La fumigación puede hacerse en ciclos, cada siete días, cuando existe compromiso epidemiológico. También se utiliza el método de radio batidas, en los cuales se realizan tratamientos durante tres días seguidos y un refuerzo al séptimo día. Es importante que este tratamiento se ejecute de forma simultánea en las viviendas contiguas para cubrir el radio de acción del mosquito. Estos tratamientos no tienen acción residual lo que significa que al ventilar la habitación cesa el efecto y esta puede infectarse nuevamente.

PARA ELIMINAR LOS MOSQUITOS

Las poblaciones de mosquitos pueden disminuir al punto de no constituir un riesgo importante para la salud, pero lo ideal es erradicarlos completamente en los lugares donde existen condiciones para lograrlo. 

Controlar los mosquitos Aedes aegypti en el hogar pudiera ser una rutina tal como lavarse los dientes, botar la basura o limpiar la casa, todo está en incorporar un ABC de acciones contra estos insectos a los comportamientos de lo cotidiano de la vida, aun cuando participen otros factores. Pero cambiar actitudes humanas no es tan sencillo, pues pasa por conocer cómo hacerlo y sentir que un enemigo tan peligroso no puede criarse entre los vecinos de la comunidad. 

BIBLIOGRAFÍA
  • González Broche, R. 2006: "Culícidos de Cuba". Editorial Científico-Técnica, La Habana.
  • Llop Hernández, A., Valdés Dopena, AM., Suazo Silva, JL. "Microbiología y Parasitología Médicas". Tomo III. En: Llop Hernández A. 2001: "Parasitología". Editorial Ciencias Médicas, La Habana. 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen