Pasar al contenido principal
Género y fertilidad

Los condicionamientos de género en el padecer de la infertilidad

Los condicionamientos de género en Cuba influyen en el padecer de la infertilidad en las parejas...
Espermatozoide sano intenta fecundar el óvulo. Foto tomada de: Saludable.infobae.com
EL GÉNERO COMO CONDICIONAMIENTO SOCIO-CULTURAL

La asignación a la mujer de la responsabilidad con la reproducción biológica y la concepción del semen a nivel simbólico, como un fluido esencialmente fecundo, conducen a que cualquier evento adverso asociado a la reproducción biológica, tenga también una connotación socio-cultural.

En el contexto cubano la capacidad para procrear cuando se desee se presume natural, y la procreación se considera un evento inexorable en el curso vital, por lo que la infertilidad rara vez se espera.

La infertilidad supone, para las parejas, una situación de las más difíciles. Afecta los proyectos vitales de sus miembros, y supone un estigma socio-cultural, dada la incapacidad de cumplir con demandas sociales, diferentes en varios sentidos para hombres y mujeres.

El tener hijos ha sido visto tradicionalmente como la “realización del matrimonio”, y aunque actualmente las razones económicas y culturales para la parentalidad (maternidad y paternidad) han variado, este tipo de representaciones socio-culturales se ha mantenido.

PADECER LA INFERTILIDAD PARA LAS MUJERES

De manera histórica y mítica a la mujer se le han asignado binomios como el de mujer igual a madre, mujer igual a familia, lo cual influye en las esferas vitales femeninas y organiza su vida, independientemente de cualquier otra condición.

Así, los roles de buena madre y esposa han llegado a conformar el eje de la subjetividad femenina para muchas mujeres y para el grupo social al que pertenecen, y se valora a la mujer a partir de la maternidad.

El útero como pieza anatómica ha simbolizado, en la mayoría de las culturas, la reproducción, y el concepto de maternidad se ve marcado por ese hecho biológico, inscrito en un contexto que le otorga significado y que define el lugar de las mujeres convertidas en madres o por convertirse, en consonancia con las relaciones de poder entre mujeres y hombres.

INFERTILIDAD: ESTIGMA PARA LOS HOMBRES

La paternidad es uno de los roles culturalmente esperados para y por los varones en la adultez. Se considera el eje central de la masculinidad, que estructura un “deber ser” en el curso de la vida, frente a los mandatos sociales masculinos.

La paternidad provoca un reordenamiento en la vida del varón, que implica pleno reconocimiento y consideración social como ente adulto- responsable, y una identidad pública como representante de su grupo familiar.

En la actualidad, se observan cambios en los significantes de la figura paterna, lo que se ha dado de manera acompasada con los de la maternidad, expresados en el acceso de las mujeres al mercado laboral, la difusión del movimiento feminista, los avances en la anticoncepción efectiva y segura, el crecimiento de las separaciones y divorcios y la expansión de los hogares monoparentales, principalmente los de jefatura femenina.

Los entornos culturales han puesto en debate los aprendizajes heredados y plantean nuevas modalidades de ejercer los roles masculinos dentro de las parejas, entre las que se encuentra la relación con la descendencia.

Algunas investigaciones cubanas han dado cuenta de que muchos hombres son reacios a afrontar el proceso de diagnóstico y atención de la infertilidad, o temen que se conozca públicamente su condición, por considerarlo “cosa de mujeres”, y hace que surjan conflictos en la pareja.

INFERTILIDAD: LA RUTA DEL PADECER AL INTERIOR DE LAS PAREJAS

El padecer la infertilidad es una categoría que expresa el constructo particular que cada pareja hace de la representación y vivencia de la infertilidad como problema de salud.

A menudo el padecer de mujeres y hombres sigue rutas diferentes, de acuerdo con las asignaciones culturales de género.

A partir del abordaje antropológico que recientemente se realizara en un estudio sobre las representaciones socio-culturales de la infertilidad[1], se pudo comprobar que el cuestionamiento de la identidad genérica fue más común entre las mujeres que entre los hombres.

Las mujeres se consideraron vacías e incompletas al no poder cumplir con uno de los principales arquetipos femeninos, mientras que entre los hombres no se percibieron amenazas contra la identidad heterosexual viril que asumen.

El padecer la infertilidad de la pareja se caracterizó por un conjunto de vivencias, sentidas y percibidas, que se vincularon a disfunciones en las relaciones sexuales y a cierto impacto negativo en la comunicación, con momentos críticos como la llegada del período menstrual de la mujer, prueba objetiva de infecundidad y vuelta a otro ciclo de estudios y tratamientos, los que pueden llegar a percibirse como traumáticos.

El padecer la infertilidad se tradujo en estados emocionales negativos y asignaciones de culpas, reforzados por la presión a las parejas de parte de las familias y de la sociedad.

Fue notable que la mayoría de los hombres percibieran presiones de sus compañeras afectivas para tener relaciones sexuales, como una manera de participar de forma más activa en el proceso de atención y tratamiento de la infertilidad.

LOS CONDICIONAMIENTOS DE GÉNERO REFORZADOS DESDE LOS SERVICIOS DE ATENCIÓN

Las representaciones socio-culturales sobre parentalidad e infertilidad, atravesadas por los condicionamientos de género, encuentran tierra fértil en el ámbito médico- asistencial.

En este espacio, suelen reproducirse estereotipos y roles genéricos, en tanto se menosprecia la presencia masculina en la consulta médica; las explicaciones e indicaciones médicas son ofrecidas a las mujeres, aun cuando el factor de infertilidad sea masculino, lo que se expresa en el hecho de que las historias clínicas se confeccionan con el nombre de las mujeres

Algunos hombres se llegan a sentir invisibles y no encuentran escenario propicio para el trámite de su padecer, y en las mujeres se refuerzan las asignaciones de responsabilidad con la reproducción biológica y con el propio proceso de diagnóstico y atención.

UNA REFLEXIÓN FINAL NECESARIA

El abordaje de la infertilidad, como de cualquier otro problema de salud, requiere de la inclusión de la perspectiva de género.

Dicha perspectiva propiciaría no solo la identificación de las diferencias de género, necesaria para lograr la competencia socio-cultural de las acciones en el campo de la salud. Favorecería, además, el destino género- transformador de estas, en función del bienestar humano progresivo y de la calidad de vida.

Mientras no lleguen a comprenderse las diferencias y desigualdades genéricas como cuestiones antinaturales, contra las que es necesario seguir lidiando, al menos en el campo de la salud, las prácticas y saberes quedarán lejos del alcance que pretenden, y que potencialmente poseen.

 

[1] Díaz, Z., (2012), Representaciones socio-culturales de la infertilidad y de su atención por los servicios de salud. [Tesis doctoral]. La Habana: Escuela Nacional de Salud Pública.

BIBLIOGRAFÍA
  • balagueró-lladó, L., (2002) "Aspectos antropológicos del útero y sus funciones" en Toko-Gin Pract. 61, pp 174-83.
  • calero, J.L., magallanes, M., rechkemmer, A., garcía, M., (2003) "Infertilidad o paternidad frustrada. Significados de este fenómeno desde la perspectiva masculina peruana" en Rev. Cub. Sal. Públ., 29, 1, pp 48.
  • campos, B., (2011) "La falta de descendencia biológica. Una lectura social y feminista de la infertilidad de las mujeres" en Cuadernos Kóre. Revista de Historia y pensamiento de género, 1, 4, pp 97-121.
  • Fuller, N., (2001) Masculinidades. Cambios y permanencias. Lima, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú.
  • González, I. y Miyar, E. (2002) "La educación sexual en la enseñanza médica superior" en Rev. Cubana Med. Gen. Integr., 18, 3, pp223-225.
  • González, J.C., (2010) Macho, varón, masculino. La Habana, Editorial de la Mujer.
  • lupica, C. (2009) "La función paterna en la nueva dinámica familiar: de la provisión económica al compromiso emocional" en Boletín de la maternidad. Observatorio de la maternidad, 6, pp 2-7.
  • Arnold, M. y F. Osorio, (1998). “Introducción a los Conceptos Básicos de la Teoría
    General del Sistemas” en Revista Cinta de Moebio [En Línea] No. 3. Abril 1998,
    Universidad de Chile, disponible en:
    http://rehue.csociales.uchile.cl/publicaciones/moebio/03/frames45.htm [Accesado
    el 20 de enero de 2005]
  • Moreno Rosset, C., (2008). "Infertilidad y psicología de la reproducción" en Rev. Papeles del Psicólogo. [En línea], disponible en: http://www.papelesdelpsicologo.es/vernumero.asp?id=1581 [Accesado el 10 de enero de 2009]
  • Olavaria, J., (2000) "Ser padre en Santiago" en Fuller, N. (ed), Paternidades en América Latina. Lima, Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Católica del Perú.
  • Olavaria, J.Y., (2001) Todos querían ser (buenos) padres. Varones de Santiago de Chile en conflicto. Santiago, Lom Ediciones.
  • Papalia, D.E. y Wendkos, O.S., (1992) Desarrollo humano. 4ª edición. México, Mc Graw Hill.
  • salguero, A., (2006) "Identidad, responsabilidad familiar y ejercicio de la paternidad en varones del Estado de México"en Papeles de Población, 48, pp 155-79.
  • Schwarz, P., (2010) "Construcción de la maternidad en el encuentro de la institución médico ginecológica con mujeres de clase media de la ciudad de Buenos Aires" en Sexualidad, Salud y Sociedad - Revista Latinoamericana, 6, pp 83-104.

Comentarios

No entiendo nada, digo esta

Imagen de Arisleidys Noriega Cisneros

No entiendo nada, digo esta expresión por el siguiente motivo, es decir me he percatado que casi la mayoría de las jovencitas comprendidas entre la edad de 25-30 años padecen de infertilidad, pero casi la mayoría no han logrado su embarazo, por problema de la Prolactina alta, en qué consiste eso, y qué medidas se deben de tomar para arregla dicha situación.

Cuales son las proyecciones

Imagen de Luis E González román

Cuáles son las proyecciones futuras en nuestra provincia para modificar la incidencia de la infertidad, para que esto influya en el aumento de la natalidad en nuestro pais.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen