Pasar al contenido principal
Anticoncepción

Anticoncepción en casos de emergencia

Se trata de un procedimiento que se realiza para evitar un embarazo no deseado luego de un coito no protegido. No se considera como método rutinario ni tampoco como abortivo, sólo procede en casos de urgencia y siempre con orientación facultativa.
Siempre bajo orientación facultativa y sólo en caso de urgencia. Foto tomada de: laprensa.hn

Por: Carmen R. Alfonso

Ya pasaron los tiempos que narraba aquel primer texto médico conocido, El Papiro de Petri, de 1850 antes de Cristo, donde se aconsejaba como anticonceptivo el uso de excremento de cocodrilo mezclado con una pasta que le servía de vehículo, o la irrigación de la vagina con miel y bicarbonato de sodio nativo natural. Las tecnologías se han modernizado y en nuestros días la ciencia pone al alcance de las mujeres diversos anticonceptivos con los que pueden evitarse embarazos, sin que afecte la salud.

Entre los métodos utilizados en este tipo de anticoncepción están: las píldoras anticonceptivas de emergencia (PAE) y los dispositivos intrauterinos de cobre. Las primeras son combinaciones hormonales y fueron conocidas como “píldoras de la mañana siguiente” o “anticoncepción poscoito”. Comprenden estrógeno y progestágeno o solo progestágeno, y se indican para ser usados dentro de los tres primeros días después de las relaciones sexuales no protegidas.

Se considera el coito desprotegido cuando no se ha utilizado anticonceptivo alguno, o este ha sido mal empleado o sufrido algún accidente. Ejemplos son la ruptura o uso inadecuado del condón, el retiro temprano del diafragma, la expulsión de un DIU, cuando falla el coito interrupto y el semen cae en la vagina o en genitales externos, o en casos de violación o abuso sexual.

Si ya han transcurrido más de tres días y hasta cinco después de la relación sexual desprotegida, la anticoncepción de emergencia a realizar es la implantación de un DIU de cobre.

UTILIZACIÓN DE LAS PÍLDORAS Y EL DIU
Según estudios científicos, las PAE son efectivas y seguras. Cuando son combinadas de estrógeno y progestágeno y contienen etinilestradiol y norgestrel (levonorgestrel), se sigue el método de Yuzpe. Si las píldoras contienen 50 mcg de etinilestradiol y 0,5 de norgestrel (0,25 mg de levonorgestrel) se toma una dosis inicial de dos, tan pronto como sea posible pero no después de los tres días del coito desprotegido. Doce horas después de la dosis inicial, se toman otras dos.

Si se dispone de la presentación con 30 mcg de etinilestradiol y 0,3 mg de norgestrel (0,15 mg de levonorgestrel) se indicarán inicialmente cuatro píldoras tan pronto como sea conveniente (nunca después de las 72 horas de la relación desprotegida) y doce horas después otras cuatro.

En los casos en que las píldoras no sean combinadas y contengan 0.75 mg de levonorgestrel, se indicará una como dosis inicial (tan pronto sea conveniente pero antes de las 72 horas) y 12 horas después otra. Cuando la presentación sea de 0.03 mg de levonorgestrel se podrán utilizar igualmente, pero entonces se necesitarían dosis de 20 píldoras.

Como efectos colaterales de este anticonceptivo se presentan náuseas y vómitos, en un porcentaje mayor cuando las píldoras son combinadas, y a veces un sangrado uterino irregular, sensibilidad en las mamas, cefalea y mareos.

Es importante hacer una valoración cuidadosa de la mujer en cuestión, pues no deben proporcionarse PAE si esta tiene diagnóstico de embarazo o existe alguna sospecha de ello. La razón es que no le harán efecto alguno. Si la gestación continúa no hay evidencias de consecuencias dañinas para la madre o el feto.

En cuanto a los DIUs de cobre, pueden colocarse como anticoncepción de emergencia durante los cinco días después de ocurrido el coito sin protección. Es altamente efectivo, y es útil cuando ya no pueden administrarse las PAE. Su uso se prefiere cuando se pretende dejar este método como definitivo.

Están contraindicados en casos de embarazo, de enfermedad pélvica inflamatoria, en ese momento o en los tres meses anteriores; en infecciones de transmisión sexual, en ese momento o en los tres meses anteriores; en casos de cervicitis purulenta; en la adolescencia. Se valorará adecuadamente la inserción de este dispositivo si la mujer ha sido víctima de un abuso sexual, pues puede ser emocionalmente traumático.

Una vez empleado el DIU la mujer puede sentir dolores de tipo cólico durante el primer y segundo día. Ella valorará si va a continuar con este anticonceptivo posteriormente. De ser así, se revisa para su adecuada colocación; si no lo desea, se le retira poco después de su siguiente periodo menstrual cuando se le proporciona otra opción.

SI SOBREVIENE EL EMBARAZO
En las ocasiones en que fallan las PAE, la mujer puede contar con diversas opciones: Si desea continuar el embarazo, ha de conocer que no se han demostrado efectos teratogénicos en las píldoras y que al existir riesgo de embarazo ectópico, este debe ser descartado por el especialista.

Todas las mujeres que acudan por anticoncepción de emergencia, deben conocer que las PAE no protegen de las relaciones sexuales posteriores a su consumo, que su uso repetido puede aumentar la posibilidad de un embarazo y que se hacen más frecuentes algunos efectos colaterales no satisfactorios.

Lo más importante es destacar que la anticoncepción de emergencia es un recurso para proteger la salud al que se puede acudir, como su nombre indica, solo en situaciones excepcionales, no para uso indiscriminado y que la mujer, en tales casos, siempre debe disponer de atención especializada.

 

Comentarios

Particularmente pienso que el

Imagen de Danellis Margarita Báez Ferrer

Particularmente pienso que el tema es muy interesante principalmente para nosotros los jóvenes, los cuales no medimos nuestros actos y en muchas ocasiones no somos capaces de afrontar las consecuencias de ellos.

Es muy importante y educativo

Imagen de ale

Es muy importante y educativo que hablen acerca de estos temas en las revistas así como en blogs; en fin dondequiera, son de ayuda para la juventud y los adolescentes ya que estos pasan por una edad de cambios y curiosidades que muchas veces no saben cómo los van afrontar.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen