Pasar al contenido principal
Alimentación infantil

Lactancia materna y desarrollo del lenguaje: una valiosa relación

La importancia de una buena estimulación del lenguaje en las edades tempranas es algo que generalmente no se discute, tampoco se pueden negar los beneficios que reporta a la salud del niño pequeño la lactancia materna, pues son bien conocidas sus ventajas para la salud del bebé. Lo que aún no es muy reconocido por algunas personas es que la lactancia materna sienta las bases para un correcto desarrollo del lenguaje.
La lactancia natural es clave en el desarrollo del lenguaje. Foto tomada de: despertarnutricional.com

Por: Olga León

Resultan innegables los múltiples beneficios que genera la lactancia materna para el desarrollo integral del niño, y de hecho, algunos de ellos ampliamente reconocidos por la mayoría de los padres como son los relativos al fortalecimiento del sistema inmune, al adecuado aporte de nutrientes en la alimentación, al incremento del bienestar psíquico del menor, entre otros. Sin embargo, no resultan igualmente conocidos los beneficios de la lactancia materna para el desarrollo posterior de las habilidades relacionadas con el lenguaje.

Si nos fijamos detenidamente, notaremos que para pronunciar los múltiples sonidos que componen nuestra lengua, necesitamos la participación directa de un grupo más o menos extenso de elementos como los maxilares, el paladar duro y paladar blando, los labios y la lengua. Estos elementos son los mismos que intervienen en otras actividades vitales como la succión y la deglución, ambos íntimamente vinculados a la lactancia natural.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA LACTANCIA NATURAL Y QUÉ BENEFICIOS TIENE FRENTE A LA ARTIFICIAL?
El proceso de succión implica una importante actividad de los labios y de los maxilares. Los primeros sirven para inmovilizar la mama, después de lo cual, los maxilares se encargan de comprimirla para ayudar a la salida de la leche.

Al nacimiento del bebé, la mandíbula tiene forma de arco y se encuentra retraída con respecto al maxilar superior. Adicionalmente, el tercio superior de la cara se encuentra más desarrollado y el espacio bucal se encuentra ocupado por la lengua.

El acto de succión contribuye al avance de la mandíbula alcanzando una posición apropiada alrededor de los 8 meses y a una adecuada configuración de los arcos. Por su parte durante este proceso la lengua llega a ocupar una correcta posición lo que facilita el equilibrio craneofacial y fortalece la musculatura oral.

En cambio, en la alimentación con biberón, la tetera, por ser más larga y gruesa, desplaza la lengua al piso de la boca y no favorece el avance de la mandíbula, pues impide realizar los movimientos de avance y retroceso mandibular afectando un adecuado desarrollo craneofacial.

La alimentación con tetera es un acto pasivo durante el cual la leche pasa directamente hacia el interior de la boca, interfiriendo en el balance de la musculatura intra y extra oral. La lactancia artificial hace que los reflejos de succión y deglución sean inadecuados, y el trabajo de los músculos de la boca más pobre, lo cual tiene efectos negativos en la maduración y desarrollo craneofacial. Además, ella estimula la aparición de hábitos nocivos y maloclusiones.

¿QUÉ FACTORES DETERMINAN LA PRODUCCIÓN DE SONIDOS ARTICULADOS?

  1. Presión de área intrabucal
  2. Presión muscular
  3. Posición del velo del paladar
  4. Vibración laringea
  5. Posición y funcionamiento lingual, labios, mandíbula, arcadas dentarias.

Como se observa, los mecanismos implicados en la producción de sonidos articulados son los mismos que intervienen en la succión. Es por ello que su correcto desarrollo y fortalecimiento son indispensables para evitar dificultades en el habla.

Si bien la lactancia materna contribuye al fortalecimiento de la musculatura bucal y al correcto desarrollo del sistema de órganos que intervienen en el habla, la lactancia artificial desde las edades tempranas y prolongada en el tiempo repercute desfavorablemente en el lenguaje oral en tanto propicia el retardo en la aparición de los sonidos articulados y de las primeras palabras, al igual que trae dificultades en la articulación de sonidos.

Es por esto que podemos afirmar que una correcta succión y deglución son de vital importancia para el fortalecimiento de la musculatura de los labios y los maxilares y por ende, para la prevención de alteraciones del lenguaje al tiempo que contribuyen a mantener los dientes en una posición adecuada, todo lo cual se logra mediante la lactancia natural.

OTRO FACTOR NO MENOS IMPORTANTE EN EL DESARROLLO DEL LENGUAJE
Para el desarrollo correcto del lenguaje no solo son fundamentales los factores biológicos y el correcto control de los elementos vinculados a la alimentación. Es también de suma importancia la estimulación que recibe el niño desde su nacimiento y a lo largo de su infancia no solo de sus padres, sino de todos los adultos que de alguna forma intervienen en su educación.

A continuación describimos algunas características que debe tener el lenguaje de los adultos para favorecer un correcto desarrollo del lenguaje en los niños:

  • El lenguaje debe ser exacto, claro, fluido y sencillo.
  • Se debe hablar con el niño despacio, pronunciando correctamente las palabras y en un tono suave. De esta manera se favorece la comprensión y pronunciación de las mismas.
  • No cambiar las palabras por las palabritas infantiles como papato en lugar de zapato, cheche en lugar de leche, mimir por dormir.
  • Es importante procurar no anticiparse a los deseos del niño antes de que los exprese verbalmente: ello le llevará a ejercitarlo más.
  • La estructura del lenguaje debe estar acorde a la edad del niño. A medida que el niño crece se podrán utilizar frases y oraciones más complejas, pero con los más pequeños se deben utilizar oraciones simples y cortas. En las oraciones complejas y largas los niños pequeños no captan el sentido fundamental.
  • La observación activa de láminas, objetos, juguetes, animales y cosas que estén en el medio en que se encuentra el niño, es lo que contribuye al desarrollo del lenguaje en las edades tempranas.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen