Pasar al contenido principal
hábitos, costumbres, adicciones

Todos somos adictos a algo…... ¿todos somos adictos a algo?

Las adicciones se diferencian de otros aspectos vinculados al comportamiento, las emociones y cogniciones del ser humano, aunque algunas personas afirman que todos somos adictos “algo”. La consejería de hoy, pretende esclarecer las dudas.

Pregunta:
“Yo se que el tema de las adicciones es preocupante en todas partes del mundo, también en Cuba; he leído y escuchado a especialistas, entre ellas a UD, decir que las adicciones son consideradas como una enfermedad crónica, sin embargo, creo que no todas las adicciones son malas, ni todas son una enfermedad, yo creo que hay adicciones buenas y creo firmemente que todos los seres humanos, o casi todos somos adictos a algo. Este tema lo hemos discutido en familia y encontramos que tenemos diferentes opiniones, aunque la mejor fundamentada es la mía, esta que le comento, por eso pregunto, ¿todos somos adictos a algo?, ¿sí o no?”

Respuesta

Estimada A, has tocado un tema interesante y que resulta bastante reincidente en algunos espacios por donde he estado y compartido conversatorios, conferencias o simplemente en conversaciones más íntimas con amigos o familiares, conversaciones como esas que tú nos cuentas que tienes con tu familia.

La primera vez que escuché esa afirmación, era eso, una afirmación, no una pregunta, así que lo que comenté no era una respuesta, sino una riposta, pero hoy no será ni respuesta, ni riposta, será simplemente una conversación durante la cual tú y yo y por supuesto todos los que se sumen al encuentro, pueden participar, es más, deseo que participen, para que el diálogo sea mucho mas rico.

Te propongo que primero pensemos en todos los términos que pueden tener que ver o estar asociados a algunos de los aspectos de las adicciones y que de momento se presentan ante los ojos nuestros o de los otros como una especie de variante de las adicciones o versiones libres de las adicciones.

Comencemos el recorrido por el vocabulario que aparentemente se confabula para que veamos adicciones en algunos rincones incluso hermosos de nuestras vidas.

Te propongo que busquemos el significado de hábitos, costumbres, necesidades y adicciones.

¿Qué son los hábitos?
Veamos hábito, por ejemplo, del cual puede decirse que es una disposición adquirida y durable en el tiempo que facilita una forma de comportarse y reaccionar, es un automatismo en la conducta de las personas que tienen su origen en el rol que se desempeña.

¿Qué son las costumbres?
Y Costumbre es un término que frecuentemente se usa como sinónimo de hábito, sin embargo es diferente, podría decirse que es un conjunto de elementos que caracterizan la conducta de una persona o de un grupo social, es una práctica usual que ha adquirido la categoría de precepto.

¿Qué son las adicciones?
Casi siempre cuando se habla de adicciones, la mente se va hacia todas las variantes de consumo de sustancia químicas que alteran el estado de la conciencia, otros piensan en la adicción a sustancias ilícitas, sin embargo, las adicciones son el resultado de otros comportamientos compulsivos y dañinos no necesariamente asociados al consumo de sustancias químicas. Como te decía, es posible que una persona se haga adicta al vídeo juego, a la exposición televisiva, a las compras, a los juegos de azar, a algún tipo de relación interpersonal, al trabajo y a los ejercicios físicos entre otros.

Supongo que esta variedad de posibles adicciones es una de las razones por las cuales alegas que todos somos adictos a “algo”, lo cual evidencia que tus razonamientos no son descabellados, pero te invito a que sigamos nuestro recorrido.

No todos los comportamientos intensos, frecuentes, reiterativos y prolongados en el tiempo que las personas tienen en relación con alguna actividad necesariamente constituyen una adicción.

La adicción tiene algunas características ya comentadas en otros espacios anteriores de consejería, de las cuales recordaré algunas:
• Existen afectaciones en alguna de las siguientes áreas o en todas, en los aspectos fisiológicos, en el desempeño personal, en la vida familiar y social, en el logro de metas, objetivos y proyectos, en el área económica, en el desempeño sexual, en las relaciones sociales en general e incluso en los aspectos legales.
• A pesar de que la persona percibe los daños que le ocasiona, persiste en el comportamiento.
• En caso de que en algún momento le haya reportado algunos beneficios personales o familiares, llega un punto en el cual el costo es mucho más elevado que los supuestos beneficios.

Como te darás cuenta, estamos hablando de alguien que se comporta de forma muy sumisa con relación a ese “algo” a lo que está vinculado de forma patológica.

Significado de la palabra adicción
La palabra adicción, como casi todas, tiene mas de un significado, sin embargo, el significado original casi siempre pauta las derivaciones que con el paso del tiempo asume cada palabra.

He leído que la palabra adicto tiene su origen en el vocablo latín addictus que a su vez tiene significados muy similares entre sí y se supone que es la generalización de un personaje de la antigüedad llamado Addictus que se caracterizaba por gastar rápidamente su dinero en lo que él consideraba los placeres de la vida, con una marcada incapacidad para controlar sus deseos, lo cual lo hacía estar siempre en deudas

Se dice que el término se le asignaba a un tipo específico de personas que siendo hombres libres y practicando juegos de azar contraían deudas que no podían pagar, entonces se procedía en acto legal a entregar a la persona deudora para que trabajara de forma transitoria o permanente, según fuera el monto de la deuda, para la persona a la cual le debía dinero.

Con el paso del tiempo y la expansión de los problemas ocasionados por el consumo de drogas, de todos los significados iniciales atribuidos a la palabra addictus, el que ha primado es justamente el de adicto, como una persona con un comportamiento compulsivo por consumir un bien concreto, de lo cual podemos deducir, que adicción es sinónimo de esclavitud. Esto puede sonar un poco dramático, pero, en realidad, dime, ¿no es dramático el fenómeno adictivo?

¿Cuáles son los ejemplos más frecuentes que pueden parecer adicciones?
Te invito a que vayamos esclareciendo, desde el sentido común, las diferencias que existen entre adicción y otros comportamientos.

Entonces querida A, cuando tú tienes la costumbre de comer de forma balanceada o de comer despacio y masticando bien los alimentos, no estás dando muestras de ser adicta a un comportamiento, cuando duermes unos minutos después del almuerzo o cuando alguien va en fechas señaladas a visitar la tumba de un ser querido, no está manifestando un comportamiento adictivo.

Tampoco cuando alimentas a tus mascotas o las que no tienen dueño, eso habla de una persona que se hace responsable de satisfacer las necesidades de los animales con los que ha decidido compartir su espacio o habla de una persona que siente placer en aliviar las penurias de los animales sin hogar.

Cuando alguien riega las plantas cada mañana o cada noche o limpia las hojas de las que tiene en su casa, no tiene un comportamiento adictivo, tiene un comportamiento responsable con esos seres vivos, no parlantes, no animales, que ha seleccionado para embellecer su espacio.

Cuando una persona, habitualmente, al terminar su labor, pone en orden los objetos con los que ha trabajado, deja el espacio en condiciones para ser usado al día siguiente, no presenta un comportamiento adictivo; tampoco ocurre cuando cada mañana se tiende la cama, se saca la basura o al regresar se trae el pan.

Escuchar música en momentos pre determinados, presentar algunos comportamientos rituales, es decir, repetir algunos comportamientos que no necesariamente facilitan algo concreto, pero que producen satisfacción sana como es hacer una llamada diaria a un familiar, a un anciano; eso es una forma de ofrecer un acompañamiento a distancia, no es un comportamiento adictivo.

La adicción, no es facilitadora de la vida, la adicción entorpece el crecimiento humano, la adicción compite contra los mejores vínculos humanos, la adicción pugna por eliminar la espiritualidad, por ello, si amas a los animales y los cuidas y los acaricias, no eres adicta, si acompañas a alguien un rato a través del teléfono, no eres adicta, si ordenas tu vida personal o laboral para facilitar tu desempeño, no eres adicta, si un día cada semana asistes a una reunión religiosa o social, si cada noche antes de dormir lees unas cuantas páginas de un libro, por ello, querida A, no eres una adicta, mas bien, eres una mujer libre que decide organizar su vida, disfrutarla y compartirla con otros, eres libre A, no esclava.

Bueno, este es mi punto de vista, personal y profesional, me encantaría conocer ahora si tus puntos siguen siendo los mismos.

 

Comentarios

No me gustaria defender

Imagen de Leo

No me gustaría defender siempre el punto bueno, y estar así a favor de la corriente. Perdonen uds, quiero defender el genero humano. Creo que hay funciones cerebrales que hacen que ese algo nos lleve a desearlo siempre o cada vez más, para mí es una adicción, y estar mucho tiempo al lado del teléfono es tan dañino como un cigarro.

Coincido tambien en que no

Imagen de Lilian

Coincido también en que no todos somos adictos. Lo que sucede es que a veces se confunden los términos. Como bien Ud. menciona "...las adicciones son el resultado de comportamientos compulsivos y dañinos no necesariamente asociados al consumo de sustancias químicas..."; es bueno aclarar los conceptos de hábitos, costumbres y adicciones. Un ejemplo que a mi criterio puede clasificarse como una adicción es el trastorno obsesivo compulsivo, ya que las personas que padecen de esta enfermedad, son adictas al comportamiento compulsivo que les ocasiona; ejemplo: limpiar con reiterada frecuencia algo, aún cuando se halle limpio, colocar un objeto en una misma posición y no soportar que se cambie; entre otros comportamientos que limitan o dificultan la vida de manera amena o "normal" a las personas que la padecen. (Las personas que son adictas al café no pueden pasarse un día sin ingerir esta sustancia-cafeína-ya que les provoca dolores de cabeza u otros trastornos que dificultan puedan tener un día agradable). Saludos. Lilian

Gracias Lilian por tus

Imagen de María Esther Ortiz Quesada

Gracias Lilian por tus comentarios y acertados ejemplos

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen