Pasar al contenido principal
Relaciones de pareja y bienestar

Parejas y sexualidades

Yo quisiera hacer una consulta con el psicólogo, voy a cumplir 30 años y me resulta difícil comenzar una relación amorosa antes de tener a mi hijo me era difícil ahora lo es aún mas ya que en estos momentos siento algunos complejos, desde que me divorcié...
  • Yo quisiera hacer una consulta con el psicólogo, voy a cumplir 30 años y me resulta difícil comenzar una relación amorosa antes de tener a mi hijo me era difícil ahora lo es aún mas ya que en estos momentos siento algunos complejos, desde que me divorcié no he podido pensar en nadie más por miedo a quedarme sola otra vez, no sé que hacer, he tenido enamorados pero no dejo que me lleguen a enamorar, ¿cómo lo soluciono?.

Estimada lectora:

En esta época denominada de la postmodernidad, una de las expresiones de conflicto en la formación de las parejas es por un lado el temor al compromiso, a convivir con otra persona a establecer una intimidad emocional, y por el otro el temor a que no se cumplan nuestras expectativas de durabilidad y seguridad al iniciar una nueva relación.

En su caso, por lo que nos comenta, ha tenido otras relaciones, aunque no necesariamente satisfactorias, por lo que el tener una nueva relación es bastante frecuente que le inquiete, si le ocurrirá lo mismo o si esta persona podrá acompañarlo para el resto de su vida.

Estos temores, denominados por algunos especialistas como temores o ideas irracionales, son bastante frecuentes en casos como el de Ud. y debe reflexionar de la importancia de seguir desarrollando su vida, así, que arriesgarse vale la pena, tiene que decidir si la persona que se le acerca tiene aspectos en común con sus intereses, le atrae y si es así, debe decidirse, ya que si no prueba a comenzar la relación, no sabrá nunca si le va bien o no.

Otro aspecto es trabajar con su timidez, y con los complejos que pueda presentar después de tener a un niño, ya que en muchas mujeres hay cambios estéticos en su cuerpo no tan agradables, pero son parte de la vida, así que no debemos acomplejarnos, sino valorarlos como un pago pequeño por ser mama, y si son tan drásticos valorar con un especialista posibles tratamientos; pero creo que lo más importante es la valoración que uno tiene de sí misma ya que si no se considera, nadie va a creer que lo hará, por ello sería recomendable que asistiera a una consulta de Psicología para ventilar todas sus dudas y temores.

La capacidad de amar no es especifica de una etapa de la vida del individuo, por lo que siempre que haya vida, nos podemos volver a enamorar y este es uno de los sentimientos, mejores del ser humano, por lo que decídase a disfrutarlo, con sus riesgos como todo en la vida, pero como dice mi colega, VALE LA PENA.   

  • Soy un hombre casado desde hace 15 años, tenemos dos hijos, yo con 46 años de edad y mi esposa con 33 años, quisiera preguntarle por favor cómo hacer para mantener la actividad sexual con ella que es más joven, con el mismo ímpetu, cuando ya mis condiciones no son las mismas, en pocas palabras ¿cómo hacer para que ella quede siempre satisfecha? Tengo entendido que la mujer es potencialmente en el sexo más activa que el hombre, unido a la diferencia de edad, da un balance negativo hacia el placer que pueda sentir ella como mujer, ¿tendremos futuro como pareja?, ¿la podré hacer feliz?, en fin tengo muchas interrogantes que me gustaría poder aclarar, en aras de una mejor relación de pareja.

Estimado lector:

La preocupación de los hombres de poseer una capacidad sexual activa que se mantenga durante toda su vida, ha sido una preocupación permanente generación tras generación.

Pero lo primero que se debe tener en cuenta, es que es difícil ser sexualmente feliz o mantener una actividad sexual satisfactoria, sino se tiene una vida conyugal estable, armónica, en especial en el área de los afectos.

La comunicación, el intercambio de opiniones, de gustos, deseos íntimos, es un esencial componente de las buenas relaciones conyugales y por tanto de las relaciones sexuales. Una vez dadas estos presupuestos, es muy fácil lograr tener deseos de establecer una relación íntima con el otro, de poseer un nivel de excitación adecuado, así, se puede compartir de forma gratificante el intercambio corporal y las emociones que lo acompañan, si ya se ha tenido una experiencia similar en otras actividades.

De aquí, que es necesario preocuparse primero por lograr y mantener este clima adecuado y no limitar la satisfacción sexual, solo al momento del coito.

Otro elemento que debe tener en cuenta, es el mito referido a “el deseo sexual y la potencia sexual, disminuyen notoriamente después de los 40 años”, esta creencia no tiene el más mínimo fundamento científico.

La capacidad de tener erecciones, mientras el sistema nervioso central y el resto del organismo estén sanos, se mantiene, con ligeras variaciones lógicas, toda la vida. Es evidente, que los estímulos necesarios para producir una erección a los 20 años, no son los mismos que a los 40 años, ni en calidad ni en cantidad, pero no quiere decir que se pierda la capacidad, y además están presentes otros recursos.

Popularmente se ha hablado de la crisis del hombre a partir de los 40 años. Él termino de crisis, puede ser tomado como sinónimo de cambio con características intensas y bruscas. Este cambio puede ser favorable o desfavorable. La crisis de la edad media de la vida, es una etapa considerada inexorable. Todo hombre de cualquier condición social la pasa, en algunos antes de los 40 años, otros llegando a los 50, o sea no hay un momento estándar.

En realidad, esta llamada crisis, es una modificación en la vida del hombre; se comporta como si se hubiera percatado de haber perdido algo y en ellos el mito de perder la capacidad sexual, ocupa un lugar especial. Pero no es real, ya que depende el individuo y su pareja.

Esta creencia se asienta sobre otra muy común también, que la vida sexual de una pareja de 15 a 20 años de convivencia, tiende a desaparecer lánguidamente, apenas conserva un ritmo para mantener el vínculo, lo que no puede establecerse como norma, aunque si hay que reconocer que muchas veces la rutina y otros factores mal manejados pueden influir en la pareja con el paso de los años.

Todos estos elementos, unido a la creencia, de que las diferencias de edades, siempre provoca serias dificultades en la pareja, creo está matizando las preocupaciones que me comenta.

Debe conversar con su esposa estas creencias e ideas suyas y balancear en qué momento están de la relación, que puede estar influyendo negativamente, para así evitar una decadencia y pérdida de motivación, que matice la actividad sexual, o sea preocuparse por todo y no se limite a la relación sexual como tal.  

Es importante  no tener ideas catastróficas acerca del futuro del vínculo y disfrutar todo lo bueno que brinda la pareja y trazar planes para el futuro.

Comentarios

Yo creo que efectivamente

Imagen de pedro

Yo creo que efectivamente como dice la Dra. Beatriz Torres lo primero que debemos es mantener una buena comunicación en la relación de pareja y ahí se logrará una estabilidad en las relaciones sexuales. Saludos, Pedro

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen