Pasar al contenido principal
Sexualidad femenina

Estigmas de la sexualidad femenina

Por acá tenemos una gran interrogante, que de cierto hay en una extraña enfermedad denominada popularmente "Fuego Uterino" ¿Es científico esto o son solo chismes de barrio"
  • Por acá tenemos una gran interrogante, que de cierto hay en una extraña enfermedad denominada popularmente "Fuego Uterino" ¿Es científico esto o son solo chismes de barrio"

Estimados Lector: En relación a la sexualidad femenina existen muchos mitos y entre ellos el llamado “fuego uterino” o Ninfomanía, es uno de ellos, ya que para la mayoría de los casos hay que realizar un diagnóstico bien adecuado, pues tras el aparenté deseo sexual femenino exacerbado puede encerrarse una mujer con grandes dificultades para llegar al orgasmo o en su fase de excitación, que busca en la realización de varios coitos la solución a sus trastornos.

Otro aspecto a tener en cuenta es que la sexualidad es personalizada por lo que, lo que es aparentemente normal en una persona en cuanto a frecuencia de los deseos sexuales en otra no es igual, de aquí que establecer un número de frecuencia es imposible.

Además, no siempre la pareja coincide en la misma frecuencia de deseos, de aquí que una mujer puede tener más deseos sexuales que su pareja o viceversa y esto puede ser malinterpretado como una conducta patológica.

También hay que considerar el momento o situación, en que se esta viviendo ya sea, el tiempo que ha pasado de no tener relaciones sexuales, el deseo que despierta una pareja en específico, que existan buenas condiciones en la pareja, entre otros factores a tener en cuenta. 

Por lo que conocer las peculiaridades de la respuesta sexual tanto para la propia mujer como para su pareja es esencial.

Al igual que el hombre la respuesta sexual en la mujer se divide en: Deseo, excitación y orgasmo.

En especial la fase de excitación tiene lugar como resultado de la estimulación sexual que puede ser a raíz de una variedad de estímulos ya sean físicos (especialmente los provenientes de los órganos d e los sentidos) o psíquicos  (fantasías). Esta fase es a veces de corta duración y avanza rápidamente al periodo de meseta, en cambio en otras ocasiones, la fase de excitación sexual puede comenzar muy lentamente y avanzar de forma gradual  en un largo intervalo de tiempo, hasta alcanzar niveles de sostenimiento o meseta.

La velocidad y la graduación con que la excitación avanza, es sumamente variable de persona a persona, y de situación a situación, es también modificada por diversos factores de origen neuro- químico, o por sustancias ingeridas, como por ejemplo alcohol o drogas, etc, también depende del grado de estimulación, de la preparación para la respuesta entre otras.

Todas estas variaciones generalmente no se tienen en cuenta en las relaciones de pareja y muchos hombres y las propias mujeres pueden interpretar de manera errónea comportamientos típicos en cada individuo.

Ahora, si se logra diagnosticar de forma  adecuada que la mujer presenta una disfunción sexual de ese tipo, la cual inclusive no aparece en todos los glosarios de clasificación en Sexología, por la complejidad de llegar a este diagnostico, hay que tener en cuenta, que la necesidad sexual  se vuelve tan imperiosa, que limita la vida de esta persona, ya que  se convierte en esclava del objeto de su deseo, llevando como consecuencia para cumplir este, que termine en relaciones anónimas, fugases, que empobrecen la vida afectiva del paciente.

Esta patología aislada es bastante rara y generalmente puede formar parte de una patología psiquiatríca, como por ejemplo la Psicosis Maniaco – Depresiva y los Trastornos de personalidad Histérica.

El tratamiento de este trastorno implica un enfrentamiento psicoterapéutico sistemático.

  • Estoy a punto de cumplir 35 años. Llevo casada varios años y hasta hace poco no sentía necesidad de tener hijos. Desde hace un año aproximadamente esta necesidad parece que la he empezado a sentir. Como la mayoría de mis amigas tienen hijos, quizá me han entrado ganas a mí. Lo raro es que hay días que creo que me gustaría quedarme embarazada y hay otros días que creo que da igual. Hace un año que no utilizo ningún método anticonceptivo pero no logro quedarme en estado. ¿Quizá se deba a la inseguridad que tengo? ¿Qué me aconsejas?. A mi marido le da igual tener o no tener hijos. El miedo al mañana, al sentirme sola, a la gente, pues antes constantemente me preguntaban por los niños y ahora ya no lo hacen, y tantas otras cosas me desconciertan. Aconséjame, por favor.

Estimada Lectora: Es muy común, la necesidad de las mujeres después de los 30 años, de quedar embarazada, ya que es uno de las mayores expectativas de las féminas en general, al ser el rol más esperado entre las mujeres, que se agudiza, cuando percibimos que todas nuestras amigas ya tienen hijos o por el simple hecho de lo que esperan los demás que ocurra.

Ahora, es importante que estés segura ante esta toma de decisiones, porque un hijo es una gran responsabilidad para la pareja, es algo a analizar y decidir lo que ambos necesiten, por lo que deben hablar al respecto.

Es lógico, el temor a la soledad, al mañana, pero esta no puede ser la única y principal motivación para un embarazo, sino todo lo que significa un hijo, desde lo afectivo, la prolongación de la familia, que como le reitero, no solo es disfrute sino requiere de gran responsabilidad y sacrificio, de ambos miembros de la pareja. 

Por todo lo anterior, le sugiero reflexionen sobre este tema, y si deciden que realmente están motivados por tener un hijo, entonces analicen porque no has quedado embarazada, de todas maneras, solo se debe asistir a consulta de infertilidad, cuando no se produce el embarazo después de un período de más de un año de planificarlo.

  • Soy una joven de 22 años y quisiera saber si es normal para las mujeres excitarse por cosas casi insignificantes, como un roce, oír un sonido y cuando estoy al lado de la persona que amo. Espero respuesta.

Estimada lectora: La respuesta sexual tanto del hombre como de la mujer se divide en tres fases: Deseo, Excitación y Orgasmo. Para que se desencadene una respuesta debe estar precedido por un estimulo sexual que en este caso debe ser efectivo o sea si es en una relación de pareja, la persona debe ser atractiva para ese sujeto, deseada y por lo tanto se convierte en “efectivo”.

Hay muchas formas de inducir una respuesta sexual, ya sea:

Interna: Estímulos imaginarios y fantasías de gran contenido erótico para el sujeto.

Externas: A través de los diferentes receptores, por ejemplo:

  • Táctil: Estimulación directa de receptores de la piel y las mucosas, tanto genitales como extragenitales y aquí estarían comprendidas las zonas erógenas de cada sujeto. Se reconoce a la piel como la zona más erógena en el ser humano.
  • Visual: percepción visual de la persona sexualmente estimulante, objetos, colores, etc.
  • Auditiva. Percepción de sonidos, ya sean palabras, música, gemidos, un tono de voz, que facilitan  la estimulación sexual o al individuo le resulta erótico.
  • Olfatoria. La influencia de olores, en especial los naturales del propio cuerpo denominados las feromonas, las cuales esta comprobado que son un estímulo importante en desencadenar una respuesta sexual
  • Gustativa. En especial se comprueba en los estudios realizados sobre la importancia del beso en el cortejo amoroso, donde las parejas describen lo importante que es para ellos la sensación gustativa del beso, auque también aquí se reúnen los olores y la visualización del ser amado.

En general vemos como todas estas sensaciones si son placenteras y eróticas mueven al sujeto al desarrollo de una respuesta sexual, la cual tiene manifestaciones psicológicas y biológicas en todo el organismo del sujeto, no solo a escala genital  

Por todo lo anterior, todo lo que me pregunta es normal, o sea cuando hay una interacción con una persona que uno desea, todo contacto con ella es placentero y provoca excitación, en especial a las mujeres, los estímulos  táctiles y olfativos están demostrados que son muy importantes.

Aunque hay que recalcar que la sexualidad es personalizada, de aquí que los estímulos eróticos sean muy individualizados para cada sujeto, así lo que produce placer a una persona, excitación, no necesariamente es lo mismo con otra.

Espero que estas reflexiones le hayan sido útiles

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen