Pasar al contenido principal
Sexualidad infantil

Incógnitas acerca de la sexualidad infantil

Tengo un hijo de 4 años y desde que el niño tenía 10 meses estoy separada de su padre. A pesar de la separación siempre nos hemos llevado bastante bien, y se ocupa del niño. Yo he tenido dos parejas después de nuestra separación viviendo con nosotros en la casa, pero siempre hemos cuidado de que el niño no vea nuestras relaciones sexuales, ya que donde vivo solamente tengo un cuarto...

Tengo un hijo de 4 años y desde que el niño tenía 10 meses estoy separada de su padre. A pesar de la separación siempre nos hemos llevado bastante bien, y se ocupa del niño. Yo he tenido dos parejas después de nuestra separación viviendo con nosotros en la casa, pero siempre hemos cuidado de que el niño no vea nuestras relaciones sexuales, ya que donde vivo solamente tengo un cuarto. Actualmente me encuentro sola, sin pareja, desde hace casi 8 meses y sin embargo, de un tiempo para acá he descubierto a mi niño masturbándose. En esos momentos yo no le he dicho nada, ni siquiera se lo he comentado, simplemente trato de distraerlo para que deje de hacerlo. Realmente me encuentro preocupada, pues me parece terriblemente anormal tal comportamiento. ¿Acaso será que él habrá visto tal comportamiento en casa del padre? ¿Cómo es posible que ocurra semejante cosa?

Estimada Lectora. Pocos son los campos de la investigación científica relacionados con la sexualidad tan sistemáticamente ignorados como la sexualidad infantil. En realidad estos estudios se enfrentan a muchas dificultades éticas y metodológicas, sin embargo esto no disminuye la repercusión que produce esta carencia de información sobre los niños y sobre los adultos que deben manejarlos de manera adecuada.

Hay toda una serie de investigaciones que demuestran la existencia de la masturbación infantil como una de las manifestaciones en esta etapa de la sexualidad, a través de observaciones que demuestran la presencia desde El primer año de vida de estas conductas de autosatisfacción tanto en niñas como en niños.

Es necesario diferenciar entre el hecho de que los niños comienzan a explorarse su propio cuerpo como parte de un autoreconocimiento, donde los genitales no están ausentes y por otra parte puede producirse el descubrimiento de que la manipulación y estimulación de los genitales es fuente de sensaciones placenteras, lo que lleva a una atención  y repetición de estas estimulaciones no por la gratificación autoerótica sino porque es algo que produce sensaciones agradables.

Otro aspecto a tener en cuenta es que los niños perciben de manera clara cómo para la mayoría de los adultos estas conductas de autoestimulación o automanipulación generan actitudes de desaprobación en los adultos, y pueden quedar interpretaciones contradictorias de la diferencia cuando reconocen el resto del cuerpo a cuando exploran y estimulan los genitales. Estos mensajes contradictorios pueden crear confusiones e interpretaciones erróneas en los niños y niñas acerca de sus genitales y en el futuro, de su sexualidad. 

Es además importante romper los mitos y falsos criterios acerca de la repercusión negativa de la masturbación en la salud, inclusive en los niños, donde esta conducta aparece con menos frecuencia que en el adolescente.

Creo que en su caso en específico ud. está actuando de manera adecuada al no hacer énfasis en la masturbación, y viéndola como una conducta normal que no hay que censurarla ni estimularla, por lo que la repetición de la misma irá pasando, y además que repito no es un comportamiento anormal y no tiene por qué haberlo aprendido viendo a nadie sino en la propia exploración de su cuerpo, descubren como que son sensaciones placenteras y agradables que los niños no le dan ninguna interpretación morbosa, esto se lo incorporan los adultos.

  • Tengo un sobrino que hace poco más de un año él me contó que en la escuela unos niños poco más grande que él lo llevaban para atrás del salón y les bajaban la ropa a el y a otro compañerito y le pregunté que si había pasado algo más y me dijo que a el no pero que al compañero era por, entonces me asusté y no supe que decirle y sólo le pedí que no se preocupara y que lo que me había contado lo hablara con sus padres y él lo hizo, sus padres hablaron con el maestro y decidieron hablar con el chico y controlar que no volviera a suceder. Yo creí que había hecho mi parte pero siempre me ronda la pregunta si se habrá actuado correctamente porque hasta donde conozco el tema no se habló más. Yo quiero preguntarle si no será necesario que yo hable con el para ver que le quedó de todo eso y aclararle le que sucedió, o qué hacer, le agradecería la ayuda.

Estimada lectora. Estos temas relacionados con la sexualidad infantil y en especial, el posible abuso o juegos sexuales entre niños, son algo que históricamente preocupa a padres, familiares y maestros, y que la mayoría de las ocasiones no sabemos enfrentar.

La mayor parte de los niños experimentan de diversos modos con su sexualidad. Se pueden mirar, tocar y descubren que sus genitales son fuente de sensaciones placenteras. A menudo, tienen conductas exploratorias que incluyen: la observación y el tocamiento de los genitales de otros niños, siendo no-solo atractivo la curiosidad por el sexo opuesto sino también por otros miembros del mismo sexo, ya que la razón es descubrir, conocer las diferencias anatómicas que existen, así cuestionamientos como: ¿Cuan diferente soy con respecto a los demás?, Es algo bien común.

Si los niños carecen de información y conocimientos acerca de su sexualidad y la de los otros, asumen que hay un misterio, que hay que descubrir.

También los niños perciben las diferencias entre las respuestas de los padres y otros adultos cuando reconocen, manipulan otras zonas de su cuerpo y cuando esto ocurre con sus genitales, aumentando por ello la curiosidad y la necesidad de experimentar. Cuando  son descubiertos por algún adulto en un juego sexual, tanto si es en solitario, como si es con otros, percibe fácilmente la actitud negativa de aquellos aunque le resulte difícil comprenderla, en otras ocasiones las respuestas de los padres y maestros ante estas conductas pasan desde el desconcierto, el regaño, la ira, y respuestas tontas como: “Es poco higiénico, te puedes enfermar si te tocas esa zona, entre otras”.

Muchos adultos, en especial los padres no perciben que el juego sexual entre niños del mismo sexo o mixto durante la infancia, son parte normal del crecimiento, de la necesidad de explorar, descubrir, conocernos y conocer a los que nos rodean. Mientras no exista un comportamiento agresivo, o coercitivo de un niño a otro o de adultos hacia ellos, no hay de que preocuparse. Solo hay QUE PONER LOS LIMITES, MANEJAR Y ORIENTAR DE MANERA ADECUADA A LOS NIÑOS, esto sirve de eficaz ayuda al crecimiento psicosexual del niño sano, sin embargo muchas veces las respuestas punitivas y agresivas son muestra de la inseguridad y mal manejo de los adultos ante estos temas.

En su caso, creo que ud. a actuado correctamente ya que:

  • Orientó al niño a que se comunicara con sus padres, y que aprendiera que cualquier preocupación puede contar con ellos y que estos sabrán orientarlo hasta donde es normal o no, y protegerlo.
  • Brindarle tranquilidad al niño y no mostrarle angustia y que las diversas situaciones pueden manejarse.
  • Que no hay nada malo en la sexualidad.
  • Que los limites lo ponen los adultos que nos rodean, que son los que más conocimiento tienen.
  • Que siempre puede contar con la familia

Todos estos aprendizajes han sido positivos,  y si no ocurren otras conductas de los otros niños mayores relacionados con acoso sexual, ya es suficiente, habiéndole orientado lo que es adecuado o no, y además puede estar tranquila, que ha actuado de manera adecuada como familiar de este niño.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen