Ritmo o frecuencia en las relaciones sexuales ¿Necesariamente al unísono?