El estrés se contagia, constata estudio científico