La higiene continúa siendo la clave