Uno, dos, tres… ¡seis mil pasos al día!