La aspirina puede ayudar a prevenir los cánceres gastrointestinales