Pasar al contenido principal
Carnes

Gallina en cazuela al vino

Esta preparación permite utilizar la gallina entera y ofrece otra variante para preparar esta ave tan común en la dieta de los cubanos.
Gallina en cazuela al vino. Foto de: Alina Pérez Martínez
INGREDIENTES
  • 1 gallina de unas 3 libras
  • 2 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharada de aceite
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 2 cucharada de vinagre
  • 1 taza de vino tinto
  • 2 yemas de huevos cocidos
  • ¼ cucharadita de pimienta
  • ¼ libra de almendras (opcional)
MODO DE ELABORACIÓN
  1. Se corta la gallina en pedazos, se adoba con sal, cebolla, ajo, vinagre y vino tinto y se deja en el adobo unas dos horas, luego se saca y se reserva.
  2. Se calienta la mantequilla y el aceite en una cazuela. Se echan los pedazos de gallina y se sellan con el fuego moderado dándoles vueltas hasta que se doren ligeramente por fuera.
  3. Se adiciona el adobo, reservando un poco del líquido, y se cocina a fuego lento con la cazuela bien tapada.
  4. Cuando la carne esté blanda se añaden las almendras tostadas y molidas, las yemas de los huevos duros, junto con el líquido del adobo restante.
  5. Se cocina la salsa unos minutos hasta que espese y se vierte por encima de la gallina al servir.
FUENTES
Ortiz J., (2012), A la cubana. Recetas de la cocina tradicional. Santiago de Cuba: Editorial Oriente.
Moller. E., (2006), Alimentos saludables de la A a la Z. México. D.F: Grijalbo.
 
 
  • La carne de esta ave aporta buena cantidad de proteínas completas, (26.5 gramos por cada 100 g) si bien es de las carnes más ricas en hierro (1.8 mg por cada 100g).
  • Contiene casi la misma cantidad de colesterol que la carne de cerdo, (86 mg por cada 100 g), por lo que se recomienda eliminar toda la grasa y la piel, y utilizar la carne magra para la elaboración de esta receta para proteger la salud, pues la ingestión de grasas saturadas y de colesterol se asocia a enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer.
  • Es rica además en potasio, fósforo y en algunas vitaminas del complejo B., mientras que prácticamente no contiene fibra dietética.