Pasar al contenido principal
Reseña de libro

Sobre economía, conocimiento y socialismo en Cuba

Cubierta del libro La economía del conocimiento y el socialismo

Por: Dr. Jorge Núñez Jover

El libro La economía del conocimiento y el socialismo (Editorial Academia, 2013) reúne diez ensayos publicados por el doctor Agustín Lage Dávila durante los últimos 20 años. La aparición de esta obra facilita el acceso de los lectores a un conjunto de contribuciones que hasta ahora aparecían dispersas en diversas revistas, cuyos contenidos con frecuencia el autor ha expuesto en conferencias impartidas en variados escenarios. Como él mismo ha dicho, lo que le interesa es «comprender y comunicar», extraer lecciones de la intensa experiencia de que ha participado y compartirlas con nosotros, sus lectores y eventuales compañeros en la batalla por construir el socialismo con las armas del conocimiento, la ciencia y la tecnología.

La aparición de este libro constituye un suceso editorial relevante para nuestro país, inmerso en transformaciones orientadas a la construcción de un nuevo modelo de desarrollo económico y social. Esas transformaciones plantean fuertes demandas en materia de conocimientos, ciencia, tecnología e innovación, y su éxito depende, en no poca medida, de nuestra capacidad de avanzar hacia lo que el autor denomina «economía del conocimiento» y del desempeño exitoso de «empresas de alta tecnología».

En las dos últimas décadas, Agustín Lage ha sido uno de los científicos cubanos que más ha discutido sobre estos temas, y su pensamiento es de obligada referencia en el rediseño de la política cubana de ciencia, tecnología e innovación.

Es importante que el lector conozca desde qué perspectivas y experiencias el autor ha escrito estos trabajos. Agustín Lage es el director del Centro de Inmunología Molecular, una de las instituciones más importantes de la industria biotecnológica cubana. Es un líder científico de primer nivel involucrado en algunos de los desarrollos científicos y tecnológicos más importantes de nuestro país en las últimas décadas. Pero, como él mismo no se cansa de repetir, la biotecnología cubana no es solamente, ni quizás principalmente, un hecho científico; lo más importante de esa experiencia es la capacidad demostrada de conectar la ciencia y la tecnología con la economía y la sociedad. Esa conexión exige no solo el dominio de la ciencia avanzada y sus métodos; demanda sobre todo el manejo de procesos productivos, gestión de la calidad, estudios de mercado, negociaciones de propiedad intelectual, mecanismos de comercialización, entre otras muchas capacidades. Agustín Lage ha acumulado notables experiencias en cada uno de esos campos, por tanto su libro está escrito por alguien que conoce de primera mano las complejidades de la tecnociencia contemporánea y las oportunidades y desafíos que plantea a los países del Sur, en particular a aquellos que, como Cuba, defienden alternativas de desarrollo de carácter socialista.

Me gusta decir que Lage ha construido una economía política, de base marxista, de la biotecnología cubana.

La condición de hombre de ciencia lo acompaña en las más diversas actividades que realiza, incluso sus labores como diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular por el Municipio de Yaguajay

Su trabajo como diputado lo llevó a enfrentar la dinámica económica y social del municipio de Yaguajay, provincia de Sancti Spíritus, severamente golpeado por el período especial. Fiel a su credo científico, Lage se ha esforzado por favorecer una estrategia de desarrollo territorial apoyada en el conocimiento y la innovación. Desde esa vivencia de dos décadas el autor nos ha regalado conclusiones importantísimas sobre la gestión del conocimiento, la ciencia, la tecnología y la innovación en un territorio periférico.

Opino que las contribuciones de Agustín Lage reunidas en este libro se pueden dividir en cuatro grupos:

1. Trabajos de carácter más general que nos permiten comprender características contemporáneas del desarrollo científico y tecnológico y sus articulaciones con la política, la cultura, la soberanía nacional, la lucha por el desarrollo.

Muy enriquecedora, por ejemplo, es su visión sobre la apropiación privada del conocimiento y los conflictos epistemológicos, económicos y éticos que plantea a la ciencia y la sociedad. El ensayo «Propiedad y expropiación en la economía del conocimiento» escrito a fines de la década de los noventa, ha resultado iluminador para ayudarnos a comprender las nuevas formas de explotación capitalista en los tiempos en que el conocimiento se convierte en un recurso económico y de poder cada vez más importante. Para quienes tienen una visión idealizada de la llamada «sociedad del conocimiento», Lage nos demuestra que la explotación capitalista continúa ahora por nuevas vías. Continúa así la tradición revolucionaria de mostrar la inviabilidad del modelo capitalista y su carácter expoliador.

En este mismo segmento se ubican sus contribuciones sobre el papel de la ciencia en la cultura y la relevancia de la ciencia en la batalla por preservar la soberanía nacional. La mejor manera de enfrentar la globalización avasalladora es fortaleciendo proyectos nacionales, soberanos, que fomenten cultura, ciencia y tecnología a favor del desarrollo humano.

2. Contribuciones donde evalúa la experiencia de la empresa biotecnológica cubana, en especial del Centro de Inmunología Molecular que él mismo ha dirigido desde su fundación. Con lucidez se ha percatado de que en ese ámbito se ha construido una relación entre ciencia y economía que no se ve en la mayoría de los países en desarrollo y en otros sectores de la economía cubana: ¿Qué aprendizajes surgen de esas experiencias? Sobre esa pregunta vuelven una y otra vez sus contribuciones. En particular son importantes sus aportes en la comprensión del concepto de empresa de alta tecnología, sus peculiaridades y formas de gestión específicas. Para Cuba, y para la mayoría de los países del Sur, se trata de un asunto inédito.

3. Lage argumenta consistentemente que el socialismo ofrece mejores oportunidades a la economía del conocimiento, la empresa de alta tecnología y la orientación de estas hacia la satisfacción de importantes necesidades humanas. Al tener la posibilidad de fomentar la cooperación y el diseño de estrategias compartidas entre científicos e instituciones por encima de la competencia y el egoísmo que promueve la empresa privada, el socialismo no solo está más cerca de realizar el ideal de una ciencia puesta al servicio de la humanidad, sino también de lograr mejores indicadores de desempeño productivo.

4. Desde esa experiencia de la biotecnología, Lage ha incursionado en un tema más amplio y decisivo en Cuba hoy: las funciones de la ciencia en el modelo económico cubano. En un texto publicado en la Revista Temas (2012) y recogido en la citada compilación, el autor muestra su capacidad de hacer aportes fundamentales a la política científica y tecnológica de nuestro país.

En Cuba es apreciable un déficit de reflexiones sobre la ciencia, la tecnología y sus articulaciones con la economía y la sociedad. Mientras el país se ha esforzado durante décadas por impulsar el desarrollo científico y tecnológico y conectarlo con el desarrollo social, son escasos los trabajos publicados que evalúan esa experiencia y sugieren modelos y propuestas de importancia para el diseño de políticas. De hecho, una de nuestras carencias mayores es un debate en profundidad sobre la política de ciencia y tecnología, de gran importancia de cara a las exigencias derivadas de los Lineamientos.

Son pocos los que en las dos últimas décadas han asumido tarea semejante. Agustín Lage Dávila es una excepción. Esa excepcionalidad lo ha convertido en uno de los autores a quien procuran leer con avidez aquellos que desean conocer sobre ciencia y tecnología desde una perspectiva social.

Comentarios

¿Cómo puedo adquirir el libro

Imagen de Gustavo

¿Cómo puedo adquirir el libro "La economía del conocimiento y el socialismo"?
si es digital mucho mejor.
Gracias.

Hola Gustavo, el libro se

Imagen de Sandra  Fernández Hernández

Hola Gustavo, el libro se encuentra en las librerías del país.

Muchas gracias por su interés.

Hasta pronto!!!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen