Pasar al contenido principal
Día Mundial de la Salud

Pequeñas picaduras, grandes amenazas: un grito mundial

El Día Mundial de la Salud ha sido dedicado por la OMS a la lucha contra los vectores.

¿Sabía usted que más de la mitad de la población mundial está en riesgo por la creciente amenaza de las enfermedades transmitidas por vectores?
¿Conoce que anualmente la Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta más de 1.000  millones de personas que son infectadas y más de un millón mueren por enfermedades transmitidas por insectos, como la malaria, el dengue y la fiebre amarilla?

Sin dudas cifras como estas resultan alarmantes, por lo que este 7 de abril, Día Mundial de la Salud, ha sido dedicado por la OMS a la lucha contra los vectores, organismos que transmiten patógenos de una persona o animal infectado a otra.

Pero lo que a simple vista podría parecer una fecha más en el calendario deviene siempre el escenario perfecto para realizar un amplio número de actividades a nivel internacional, con el objetivo de concientizar a la población y a los gobiernos y contribuir a la formación de una cultura de la salud.  Una rápida ojeada por estos días a distintos medios internacionales, así como a las redes sociales de Internet, dan cuenta que el tema se ha posicionado en los principales buscadores. Y la razón es lógica.

Pensemos que cerca de 106 millones de personas en 21 países de América viven en áreas con riesgo de padecer malaria o paludismo, enfermedades transmitidas por la picadura del mosquito Anopheles en sus diversas especies, mientras que el Aedes Aegypti convive con los habitantes de 35 países de la región, excepto Canadá y Chile.

Además, las estadísticas demuestran que la enfermedad vectorial más mortífera (el paludismo) causó 660 000 muertes en 2010, la mayoría en niños africanos; mientras que el dengue está considerada la enfermedad de este tipo con mayor crecimiento en el mundo, con una incidencia que se ha multiplicado por 30 en los últimos 50 años.

Por eso el Día Mundial de la Salud 2014 pretende que los ministerios de salud de aquellos países en los que las enfermedades vectoriales constituyan un problema tomen medidas para mejorar la protección de su población; y que las autoridades sanitarias adopten medidas que eviten su proliferación.

El Día Mundial de la Salud 2014 se centrará en algunos de los vectores más conocidos, como los mosquitos, los flebótomos, las chinches, las garrapatas o los caracoles, responsables de la transmisión de una amplia gama de patógenos que afectan al ser humano o a los animales. Los mosquitos, por ejemplo, transmiten no solo el paludismo y el dengue, sino también la filariasis linfática, la fiebre chikungunya, la encefalitis japonesa y la fiebre amarilla.

EN CUBA: UNA LUCHA NO GANADA

En momentos en los que el mundo celebra esta fecha y la OMS ha convocado a disímiles actividades para la concientización sobre este tema, Cuba desarrolla desde hace varios años un Programa Nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial, de cobertura universal, permanente y preventivo.

Según la doctora Ileana Morales, jefa del Departamento Nacional del Control del Aedes Aegypti del Ministerio de Salud Pública, en Cuba la estrategia está dirigida a evitar la formación y reproducción de focos, así como destruir los que se encuentren en viviendas, locales y terrenos baldíos del país, en instituciones de salud, educación y del turismo.

Las estadísticas del año 2013 en Cuba muestran que es el de menor índice de focalidad en los últimos cinco años, en relación con el mosquito Aedes Aegypti, un 16 por ciento de focos menos en relación con el 2012 y un 13,4 en comparación con la media del último quinquenio; pero todavía el 32 por ciento de los municipios del país presentan alto riesgo, entre ellos Trinidad, Sancti Spíritus, Morón, Ciego de Ávila, Pinar del Río, Guantánamo, Camagüey, Las Tunas, Bayamo, Santiago de Cuba y todos los de La Habana, realidad que mantiene alertas a las autoridades del país.

El Programa Nacional de Vigilancia y Lucha Antivectorial avanza hoy en el país, pero no con pocos obstáculos. Según Morales, factores como la autorresponsabilidad y la percepción de riesgo de la población cubana aún son muy bajos, además de que todavía se requiere una mejor coordinación del trabajo intersectorial.

Morales asegura que hoy es prioridad el trabajo unido entre el médico de la familia y la enfermera y que la comunidad funcione en colectivo y no se dejen de revisar cada día los depósitos de almacenamiento de agua en nuestros patios, jardines, azoteas, aceras y otras áreas del barrio.

A propósito de la celebración de esta fecha, desde la pasada semana niños en edades entre la educación primaria y secundaria participan en un concurso de dibujo infantil convocado por la sede en Cuba de la OMS, para la concientización en torno al tema. Sin dudas es esta una excelente iniciativa que podría recordar a muchas familias los peligros de contraer esas enfermedades.

El Día Mundial de la Salud 2014 deberá contribuir a potenciar una mayor conciencia individual y colectiva sobre los peligros que entrañan estas pequeñas picaduras en todo el mundo; pero el verdadero reto estará en extender la preocupación de esta fecha a los restantes 364 días del año.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen