Pasar al contenido principal
Autocuidados

Usted y yo, ¿cuánto sabemos del ébola?

Recreación en 3D del virus del ébola. Foto tomada de: fayerwayer.com

Hasta el momento ningún cubano ha sido diagnosticado con el virus del ébola (EVE), cuyo primer brote aconteció en 1976 en la tierra africana del Congo. Sin embargo, teniendo en cuenta la actual situación epidemiológica mundial l con respecto a esta enfermedad que ha cobrado vidas en los últimos meses en Liberia, Guinea Conakry, Nigeria, Sierra Leona), Cuba no puede mantenerse ajena al EVE y sus consecuencias pues la llegada al país de viajeros procedentes de esas latitudes y otras cercanas nos pone en alerta.

No existe tratamiento efectivo ni vacuna que pueda contrarrestar este virus, cuya tasa de letalidad es de hasta un 90 por ciento.  En sus inicios se asoció fundamentalmente a la propagación del animal al hombre, pero en estos momentos el EVE se propaga por el contacto con los fluidos y secreciones corporales de las personas infectadas como la saliva, el sudor, las lágrimas, el semen, la sangre, las heces fecales y la orina.

El período de incubación del EVE varía de dos a 21 días, momento en el que no existe riesgo de contagio. Las señales de alarma deben “dispararse” cuando presentemos síntomas tales como la fiebre repentina, la debilidad intensa, el dolor muscular, de cabeza y garganta seguido por vómitos, diarrea, erupción cutánea y deterioro de la función renal y hepática. En una fase avanzada, se presentan las hemorragias internas y externas que pueden conducir a la muerte.

Estos síntomas pueden confundirse con aquellos que provocan el dengue, el chikungunya e incluso el cólera, aunque en el padecimiento de este último no se presenta la fiebre.

El enfrentamiento a estas epidemias se gana desde la prevención si tomamos conciencia del peligro inminente de cada una de ellas y asumimos prácticas sanitarias adecuadas.

Para evitar estas enfermedades, los especialistas recomiendan lavar las manos tantas veces como sea necesario, especialmente cuando se mantiene un contacto con alguna persona enferma y después de manipular carnes crudas u otros alimentos. El saneamiento en el hogar, la comunidad, el centro de trabajo y la escuela es esencial así como cocinar bien las carnes crudas.

Estos males no cobrarán vidas en nuestro territorio si sabemos combatirlos, mucho antes de padecerlos mediante conductas higiénicas que favorecen nuestro bienestar.

Fuente: Enfermedad por el virus del Ebola. OMS. Nota descriptiva n.°103. Abril de 2014 Periódico Juventud Rebelde

 

Comentarios

En realidad la labor de

Imagen de aileny

En realidad la labor de prevención es la parte más importante en la lucha contra esta enfermedad, además juega un importante papel la información que brindemos a la población sobre la enfermedad misma. Es importante que sin llegar a provocar pánico, la poblacion tengan percepción del riesgo pues así aumentan las medidas a tomar por cada persona.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen