Pasar al contenido principal
Prevención del ébola

Ébola: prevenir es la palabra clave

Según las recomendaciones de la OMS, el control y prevención del ébola se basa en disminuir el riego por contacto humano.

El brote de ébola que ha surgido actualmente constituye una emergencia sanitaria internacional. Ante el riesgo de esa pandemia existe una gran preocupación pues lo sucedido hasta ahora demuestra que este ha sido el mayor brote de la historia, que se ha expandido ya a Sierra Leona, Liberia y Nigeria, tres regiones de África Occidental.

Se trata de una enfermedad infecciosa, altamente contagiosa y muy grave, que perjudica tanto a seres humanos como otras especies de mamíferos, debido a su alta tasa de mortalidad, la rapidez con la que provoca la muerte y las zonas remotas donde se producen las infecciones.

Sus síntomas dependen de cada persona y situación. Los primeros indicios incluyen la aparición repentina de fiebre, debilidad, dolor muscular, de garganta y cabeza. Más tarde progresan a vómitos, diarrea, alteración de la función renal y hepática —y sangrado a veces interno y externo.

Estos síntomas pueden aparecer entre dos y 21 días después de la exposición al virus, pero es más común que ocurran entre los ocho y los diez días. En pocos días el enfermo puede morir y a pesar de que durante el período de incubación el virus no se transmite, esto sí sucede después, cuando aparecen los primeros síntomas, por lo que la vigilancia debe ser rigurosa.

Se propaga de persona a persona, mediante el contacto con los órganos y fluidos corporales como la saliva, el sudor, las lágrimas, la sangre, la orina, las heces fecales y el semen y otras secreciones de las personas infectadas. También por el contacto con equipo médico contaminado, tales como agujas o jeringas.

El ébola, como todos los virus «calientes», no tiene cura y ningún tratamiento específico. El más importante que se utiliza en la actualidad es de sostén, soporte cardiopulmonar y de medicina intensiva, teniendo en cuenta el aislamiento del paciente y la protección de riesgo biológico para los prestadores de salud.

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, el control y prevención del virus se basa en disminuir el riesgo de la infección humana. Lavarse las manos frecuentemente, sobre todo después de visitar a familiares enfermos en el hospital, así como después de haber cuidado a enfermos en el hogar, asegurarán el no contagio con la enfermedad.

Además el uso de la vestimenta protectora adecuada como guantes, mascarillas y batas especiales para disminuir el riesgo como consecuencia del contacto estrecho con personas infectadas, así como difundir mensajes de información a la población sobre las características de la enfermedad y de las medidas de control del brote, en particular la inhumación de cadáveres.

En el caso de los centros de salud se deben emplear medidas de aislamiento y utilización de equipos necesarios (guantes, tapabocas, batas) para reducir el riesgo de transmisión desde los enfermos hacia el personal sanitario, como médicos, enfermeras, así como técnicos de laboratorio que manipulan sangre y otros líquidos corporales de los pacientes infectados con el virus.

Se trata de un correcto lavado de manos antes de elaborar y consumir los alimentos y luego de la manipulación de los desechos y de ir al baño, el consumo de agua hervida y clorada, el lavado de frutas y vegetales antes de ser consumidas y la higiene ambiental en el hogar, el centro estudiantil y de trabajo y la comunidad son elementales medidas de higiene que nos ponen a salvo de cualquiera de estos padecimientos.

El virus del ébola tuvo su primer brote en el continente africano en 1976 y casi 40 años después vuelve a dominar esta región del planeta.

Fuente:

http://www.abc.es/salud/noticias/20140408/abci-claves-brote-virus-ebola

http://www.trabajadores.cu/20140808/preguntas-frecuentes-sobre-la-enferm...

http://www.cubadebate.cu/especiales/2014/08/30/cuba-frente-al-ebola-y-ot...

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen