Pasar al contenido principal
Tabaquismo

Los cigarrillos electrónicos podrían no ayudar a los fumadores a dejar el tabaco

Los cigarrillos electrónicos le causan a los fumadores un daño potencial. Foto: medciencia.com

Mientras que algunos partidarios del vapeo alegan que los fumadores que prueban cigarrillos electrónicos pueden usarlos como un puente para dejar de fumar, un nuevo estudio encontró que la realidad podría ser exactamente lo contrario.

El estudio, publicado en la revista American Journal of Public Health, y dado a conocer por HeathDay News, encontró que los fumadores que usaron cigarrillos electrónicos tenían menos probabilidades de dejar los cigarrillos normales que quienes no utilizaron los dispositivos.

El equipo encabezado por el doctor Wael Al-Delaimy, jefe de la división de Salud Pública mundial en la Escuela de Medicina de la Universidad de California, San Diego, siguió a 1000 fumadores de California durante un año.

Los investigadores encontraron que los fumadores que dijeron haber usado alguna vez un cigarrillo electrónico tenían alrededor de la mitad de probabilidades de disminuir su consumo de cigarrillo y eran 59 por ciento menos propensos a dejar de fumar, en comparación con quienes nunca usaron los cigarrillos electrónicos.

«Basándonos en la idea de que los fumadores usan cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, planteamos la hipótesis de que los fumadores que usaron estos productos tendrían más éxito al intentar dejarlo», dijo Al-Delaimy. «Pero la investigación reveló lo contrario».

Dos expertos antitabaco dijeron que el estudio proyecta dudas sobre la noción de los cigarrillos electrónicos como una ayuda para dejar de fumar.

«Estos resultados confirman el daño potencial que los cigarrillos electrónicos le causan a los fumadores, en cuanto a que no solo podrían llevar a seguir fumando sino que además podrían desalentarse o retrasar los intentos de dejar de fumar», dijo Patricia Folan, directora del Centro para el Control del Tabaco en el sistema de salud North Shore-LIJ en Great Neck, N.Y.

Ella cree que «la brecha de conocimiento sobre los cigarrillos electrónicos está siendo llenada en gran parte por la publicidad de la industria de los cigarrillos electrónicos en lugar de información científica».

Pero un representante de la industria no estuvo de acuerdo con el nuevo estudio.

«Preguntarle a los fumadores si han usado un producto alguna vez, y después atribuir de alguna manera a ese uso su éxito o fracaso subsecuente para dejar de fumar meses o años después, es deshonesto y poco ético», dijo Gregory Conley, presidente de la Asociación Americana de Vapeo.

Él dijo que para mantener la «credibilidad», los investigadores deberían «haber también buscado información sobre la relación entre haber usado alguna vez productos de terapia para el reemplazo de la nicotina como la goma de mascar y el parche, y la capacidad de una persona para dejar de fumar».

El doctor Harlan Weinberg es el director médico de medicina pulmonar y cuidado crítico en el Hospital Northern Westchester en Mount Kisco, N.Y. Él cree que es necesario investigar más sobre el asunto.

«Actualmente no existen lineamientos aceptados para el uso de cigarrillos electrónicos en cuanto a la eficacia para dejar el cigarrillo o como una herramienta de cesación", señaló. "Su rápido uso entre la población general y como un fenómeno social requiere una evaluación más cuidadosa sobre su seguridad y efectividad».

Al-Delaimy, autor del estudio, estuvo de acuerdo. «Necesitamos más estudios para responder por qué [los fumadores que usan cigarrillos electrónicos] no pueden dejarlo», dijo. «Una hipótesis es que los fumadores están recibiendo un incremento en la dosis de nicotina al usar cigarrillos electrónicos».

Durante los dos últimos años un número de grupos médicos líderes, incluyendo la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society), la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology) y la Asociación Médica Americana (American Medical Association), han pedido un incremento en la regulación de la venta y publicidad de los cigarrillos electrónicos, citando preocupaciones médicas.

 

 Fuente: Medline Plus

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Normas:
  • Los comentarios de los lectores no representan las opiniones y criterios de Salud Vida.
  • Salud Vida no publicará aquellos comentarios o interrogantes que estén fuera de tema, tengan faltas ortográficas, utilicen términos groseros, violentos, racistas, homófobos, xenófobos, contengan ofensas, sean contrarios a los principios de la revista y las leyes cubanas.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen